INDICADORES POLÍTICOS


Disminuye el tamaño de las bancadas legislativas de los partidos de gobierno en la mayoría de países

Avances insuficientes hacia la paridad de género en los congresos

Baja percepción sobre desempeño de los gobiernos no varía desde el año 2000

Aumenta gasto en justicia, pero no se ha traducido en mayor acceso para la población

Violencia homicida continúa en niveles elevados

-


Disminuye el tamaño de las bancadas legislativas de los partidos de gobierno en la mayoría de países


En las últimas dos elecciones, en Belice, Honduras, El Salvador y Nicaragua ha habido continuidad en el partido político que ha ganado las elecciones presidenciales. Sin embargo, únicamente en Nicaragua el partido de gobierno ha mantenido o aumentado su fracción en la Asamblea Legislativa. En el resto de países el oficialismo controla menos del 40% de los escaños. Esto obliga a los gobiernos a recurrir a negociaciones con las diversas fuerzas políticas representadas en los poderes legislativos para impulsar su agenda. En Nicaragua el actual partido de gobierno (Frente Sandinista de Liberación Nacional) se ha mantenido en el poder por 3 elecciones seguidas y en la última elección logró controlar más del 70% de los escaños de la Asamblea Nacional. En casos como este, los sistemas políticos requieren de una adecuada independencia de poderes para garantizar la existencia de controles sobre el ejercicio del poder.

 

Nota: El análisis incuye las elecciones realizadas hasta 2016.

 

 

toparrow

-


Avances insuficientes hacia la paridad de género en los congresos


Pese a que durante los últimos 17 años ha habido una mayor participación femenina en el Poder Legislativo, en 2016 la proporción de mujeres en la mayor parte de los congresos - excepto en Nicaragua- es menor al 40%. Asimismo, en promedio, los países de la región tienen una representación femenina que alcanza solo la cuarta parte del total de escaños de los parlamentos. En todo el periodo analizado, solo Costa Rica y Nicaragua han superado en algún momento el 40% de representación femenina en el Poder Legislativo. Esto implica un desafío para alcanzar la paridad de género en la representación política en los congresos. Estas disparidades surgen a pesar de que, hoy en día, todos los países menos Belice y Guatemala tienen algún tipo de cuotas de género para las elecciones legislativas.

 

 

toparrow

-


Baja percepción sobre desempeño de los gobiernos no varía desde el año 2000


En los últimos 16 años, las opiniones sobre la gobernanza en la región han sido estables en la mayoría de países. De acuerdo con los Indicadores Globales de Gobernanza del Banco Mundial, las valoraciones han sido muy bajas para todos los gobiernos con la excepción de Costa Rica y Panamá. Sin embargo, entre 2000 y 2015 ni siquiera estos dos países, logran una calificación superior a 85 (donde 100 es la calificación perfecta) en ninguno de los indicadores. La variable que muestra una peor evaluación en la región es la relacionada con el Estado de Derecho, área en la que la calificación promedio para en el año 2015 fue solo 34,3. En la categoría Voz y Rendición de Cuentas, la media de los países de la región es de 52,6, la percepción más favorable en Centroamérica entre todas las dimensiones de gobernanza analizadas. Las percepciones negativas y la estabilidad de las calificaciones a lo largo de tantos años en estos indicadores reflejan incapacidad de los gobiernos de mejorar el ejercicio del poder.

 

 

toparrow

-


Aumenta gasto en justicia, pero no se ha traducido en mayor acceso para la población


Todos los países de Centroamérica han incrementado los recursos destinados al financiamiento de los poderes judiciales. Si bien existen diferencias metodológicas en los cálculos que limitan la comparabilidad de la información entre países, es claro que hay notables diferencias en la región. En este sentido, Costa Rica es el país que registra entre 2010 y 2015 mayores incrementos en los recursos destinados al Poder Judicial, los cuales en 2015 aumentaron en 45 dólares por habitante respecto a lo registrado en 2010. Los países restantes también aumentaron su inversión en justicia, sin embargo, en este caso el incremento fue solo de 5,7 dólares por habitante en promedio en la región. A pesar de estos aumentos, no hay un mayor uso de esos servicios por parte de la población. Así, en la región, la cantidad de casos ingresados por habitante se ha reducido, en promedio, en dos casos. Solo Nicaragua registra un aumento mínimo (0,1 casos por habitante) en este indicador. Por otra parte, al igual que en el caso del financiamiento, Costa Rica reporta niveles de litigiosidad mucho más elevados que el resto de Centroamérica. Sin embargo, también registró la caída más elevada en este indicador, ya que en 2015 reportó 12 casos menos por habitante que en 2010.

 

 

toparrow

-


Violencia homicida continúa en niveles elevados


En el periodo 2012-2016, Honduras logró reducir su tasa de homicidios de 86 a 59 por cien mil habitantes, sin embargo, continúa en unos de los niveles más altos a nivel mundial. En El Salvador, si bien hubo cierta disminución en relación con el año 2015, la tasa del 2016 fue de 81 homicidios por cada 100.000 habitantes, la segunda cifra más elevada para este país desde el año 2000. Las cifras muestran que la región no ha logrado superar las causas estructurales de los altos niveles de violencia homicida. En el 2016, cuatro de los siete países de la región registraron en promedio más de 30 homicidios por cada cien mil habitantes, es decir, dos veces más que el límite establecido por la OMS para que el fenómeno sea considerado como una epidemia. Costa Rica, que históricamente reportaba bajos niveles de violencia homicida, en 2016 registró más de 10 homicidios por cada 100.000 habitantes.

 

 

toparrow

 

 

conare2016 pen2016

 

   

eMail: programa@estadonacion.or.cr

CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200

Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626

 

Arriba